08 mayo, 2008

Terry Pratchett

(...) Rincewind no volvió a hablar con aquel árbol concreto, pero de aquella breve conversación surgió la base de la primera religión arbórea que, con el tiempo, invadió todos los bosques del mundo. su dogma de fe era el siguiente:

un árbol que fuera un buen árbol, que llevara una vida limpia, honrada y recta, tendría una existencia futura tras la muerte. Y si era muy buen árbol, eventualmente se reencarnaría en cinco mil rollos de papel higiénico (...)

La luz fantástica. Terry Pratchett.

0 comentarios:

  © Free Blogger Templates Blogger Theme II by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP